ANTECEDENTES:

El ahorro de energía está definido como la mejor y más eficiente forma de mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en México y la mayor parte de los países industrializados o en vías de industrializarse. Los GEI ocasionan el calentamiento global de la Tierra, deteriorando los recursos naturales y afectando negativamente a las economías y bienestar de las personas. Adicionalmente, la baja eficiencia en el consumo de energía ocasiona que los consumidores eroguen mayores recursos por la energía que consumen disminuyendo su productividad y competitividad de mercado. Lo anterior aplica desde una casa habitación, hasta una industria, refinería petrolera o servicio de transporte.

La Secretaría de Energía en el documento anual de Prospectiva del Sector de Energía 2012-2022 menciona que en México es factible reducir el consumo de energía en un 20% [Verificar la referencia e información].  Dicho potencial está determinado por la optimización en el consumo de electricidad y energía primaria (Gas Natural (GN), Gasolinas, Gas LP (LPG), Carbón, Coque de Petróleo, Combustóleo  y Keroseno). En términos energéticos, una reducción del 20% equivale a más de 83.88 millones de barriles anuales de petróleo equivalente.

MERCADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA EN MÉXICO:

El mercado de eficiencia energética en México se ha desarrollado lentamente en el sector industrial y comercial. Actualmente, la AMESCO estima que la penetración de mercado que tienen las empresas ESCO en este sector no alcanza el 10% del mercado potencial de más de 25,000 millones de pesos anuales.

Las principales áreas de oportunidad en ahorro de energía se consideran:

  1. Eficiencia en compresión, que agrupa a equipos aire acondicionado, equipos de refrigeración comercial e industrial y los equipos de compresión para aire y gases industriales.
  2. Eficiencia en iluminación
  3. Eficiencia en calderas para generación de vapor y agua caliente
  4. Monitoreo de consumo de energía
  5. Generación simultánea de energía eléctrica y energía térmica, también conocido como cogeneración
  6. Eficiencia en motores eléctricos y variadores de frecuencia.
  7. Calidad de energía, corrección de factor de potencia y mitigación de distorsiones armónicas.

Para la AMESCO, la generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables no es considerada como una medida de eficiencia energética ya que no reduce el consumo de kilowatts de energía (eléctrica o térmica). La generación de energía a partir de fuentes renovables es una medida de sustitución de kilowatts.

bannerAmesco309x266
bannerAhorrarEnergia
bannerSocios
bannerFormulario